Torres de Teletrabajo: “Sembrando Utopías y Cosechando Realidades”

sembrando-realidades

Hola, and soy Iris Moreno Roca y les doy la bienvenida a nuestro blog

No es la primera vez que hablamos de teletrabajo en este sitio, healing pero si queremos saber hacia dónde vamos, view debemos conocer la historia de una actividad que es cada vez más promisoria en el mundo entero y por la cual se empeñan millones de personas en convertir sus sueños en una realidad.

Como solemos afirmar, la palabra “crisis”, significa cambio y esto no fue una excepción en el devenir de esta actividad, que comienza tímidamente con la crisis del petróleo y las consecuencias que trajo a una potencia mundial como lo es Estados Unidos. El físico Jack Nilles fue todo un visionario, cuando en los albores de los años años 70, concibe la idea de llevar el “trabajo al trabajador y no el trabajador al trabajo”.

Con esta acción, vemos también una protección al medioambiente, de la cual el mundo aún no había tomado conciencia de su magnitud y un ahorro considerable tanto para la empresa, como una mejora en la productividad y la calidad de vida para aquellos pioneros del teletrabajo.

Si no hubiese existido el advenimiento de internet, todo esto no hubiese sido posible; en la década de los 60, la “Guerra Fría” entre EE.UU y la entonces Unión Soviética, hacen que el gobierno estadounidense, por intermedio de su Ministerio de Defensa, llegara a crear lo que se denominó ARPANET, el antecedente más inmediato de la Red que todos conocemos en la actualidad.

Pero podemos afirmar que pasarían alrededor de dos décadas desde los tiempos de Jack Nilles, hasta que se volviera un fenómeno popular, con el desarrollo de las TIC (Nuevas Tecnologías de la Información y el Conocimiento) y los avances en materia de hardware, como la creación de las computadoras personales y su paulatino abaratamiento, por lo que fueron las primeras herramientas que se utilizaron, hasta llegar a las tablets y los smartphone de hoy, con los cuales se realiza la actividad de teletrabajar desde prácticamente cualquier lugar, desterrando la idea arraigada de que solamente se realiza desde nuestra casa.

Las grandes empresas están viendo en esta actividad, la posibilidad de reducir costos, teniendo a un grupo de sus empleados, en régimen de teletrabajo; es una forma más que eficaz de optimizar su logística, pero aún falta un largo camino para que se adopte de una forma más generalizada y sin los prejuicios de que el teletrabajador rinda menos y disminuya su productividad, si no cumple sus tareas de forma presencial; sin embargo, afortunadamente, cada vez son más las empresas que vienen aplicando esta modalidad, como experiencia piloto.

Cabe destacar que no todas las personas se adaptan fácilmente a “la ausencia de un Jefe”, aunque nos parezca difícil admitirlo, para teletrabajar hay que tener vocación y también condiciones, pero seamos positivos que hay millones de personas que ya lo han implementado en sus vidas, con excelentes resultados en su vida profesional y familiar; produce en cada uno de nosotros, una crisis, como citábamos esta palabra al principio de nuestro artículo; es un gran cambio, que si lo sabemos capitalizar, optimizará nuestra peripecia vital.

Desde un espacio virtual como lo es Torres de Teletrabajo los invitamos a tener “Tu Oficina en la Nube” para que junto a su Directora, la Lic. Sonia Boiarovsigamos sembrando utopías y cosechando realidades.

Los recibiremos cordialmente en nuestra propia Oficina, a nombre de la Dra. Iris Moreno Roca en http://www.torresdeteletrabajo.com/oficina/41/W2, así como en nuestro blog personal.

Los esperamos a todos, ya sean teletrabajadores o empresarios, estamos seguros que no los vamos a defraudar.

Dejá tus comentarios

Categorías

Archivos