TeleWork Lima 2016: Avances Jurídicos del Teletrabajo en Perú

teletrabajo-en-peru

 

Hola, rx soy Iris Moreno Roca y te doy la bienvenida al blog.

Quienes estamos inmersos en el universo del Teletrabajo, sabemos lo difícil que resulta muchas veces, que se reconozcan nuestros derechos, así como también que estemos informados sobre nuestras obligaciones; la oportunidad formidable que se tendrá entre el 23 y 25 de noviembre de 2016, en Lima, capital del entrañable pueblo peruano, convocará a expertos de todo el mundo que se reunirán, como se viene realizando desde 1996, para debatir y presentar sus investigaciones y ponencias al respecto de una actividad laboral que ya es presente y futuro, la cual en los próximos años, seguirá creciendo de forma exponencial.

Este breve artículo, solamente pretende rendir tributo al país sede de tan importante Evento y hacer conocer un poco más los avances que Perú y como Nación, junto a todas las fuerzas vivas de la sociedad civil, han logrado hasta hoy y que por cierto son de gran enjundia en el Derecho Comparado.

El destacado economista peruano Jorge González Izquierdo resalta el logro que significa la reglamentación de la Ley Nº 30036 sobre teletrabajo, la cual fue promulgada el 4 junio de 2013 y que llevará, indudablemente a grandes beneficios tanto para empresas públicas como privadas, las cuales tendrán un gran ahorro en costos; el gran desafío, enfatiza, es el de la masificación entre este sector de la sociedad, y además, el hecho de que todavía no son lo suficientemente visibles y publicitados a nivel de la población, las ventajas que conlleva esta actividad como una “Oportunidad sin Fronteras…”

La citada norma jurídica, tardó bastante tiempo en ser reglamentada, por el Decreto Supremo Nº 017-2015-TR. y por la que se transitó un arduo camino hacia este gran avance, dado recién en 2015, por parte del Poder Ejecutivo y el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) de Perú.

El 5 de febrero de 2016, acontece un verdadero hito para la historia del teletrabajo en el país, al firmarse los tres primeros contratos de trabajo bajo esta modalidad; el Ministro de Trabajo de entonces, Daniel Maurate, abogado y politólogo, se expresó de una forma muy elocuente: “Todos los derechos, absolutamente todos los derechos que tiene un trabajador en su oficina, lo tiene el teletrabajador, lo único que está cambiando es la modalidad, es decir, la prestación del servicio en su domicilio para que sea más productivo, para que esté más vinculado a su familia, para evitar el transporte”, señaló.

Elizabeth Coras Guillén, quien es discapacitada, destaca: “Nosotros como discapacitados, al menos con la silla de ruedas es bastante difícil transportarnos, entonces ya desde casa tenemos la facilidad de poder trabajar y tener un sueldo que nos permita tener una buena calidad de vida”, afirmó.

Un joven estudiante, Brandon Roque, quien también firmó su contrato como teletrabajador en esa instancia, manifestó que: “La ventaja que me da el teletrabajo es que no es necesario desplazarme a mi centro de trabajo y perder tiempo, por lo mismo que estudio en las noches, entonces esto me beneficia y tengo tiempo para ver mis trabajos y exámenes”, detalló.

Según esta normativa, el teletrabajo puede darse en dos modalidades:

Forma completa: Se trata del teletrabajador que presta servicios fuera del centro de trabajo o del local de la entidad pública; pudiendo acudir en ocasiones a estos para las coordinaciones que sean pertinentes.

Forma mixta: El teletrabajador presta servicios de manera alternada, puede ser dentro y fuera del centro de trabajo o local de la entidad pública. No se considera teletrabajador al trabajador o servidor civil que ocasionalmente presta servicios fuera del centro de trabajo o entidad pública.

En cuanto a la jornada laboral, esta se equipara a la convencional de acuerdo a la legislación del país en la materia, así como establece entre los beneficios del teletrabajador, recibir una capacitación acorde a lo que requieren las TIC (Nuevas Tecnologías de la Información y el Conocimiento).

Quisiera resaltar, como defensora de la equidad de género, que la presente ley, contempla la maternidad y lactancia de las mujeres que optan por esta actividad y pueden conciliar, con este gran salto cualitativo, el verdadera valor que tiene la calidad de vida para todas las personas, sin ningún tipo de discriminación.

En mi visión lejana, pero muy cercana al mismo tiempo, veo a Perú con un enorme potencial para desarrollar esta actividad, la cual es un inmenso e histórico desafío, aún con las críticas que se le efectúan a su normativa en la materia; una cosa es el papel y otra la población y sus contrastes socio económicos, pero esto ya sería un tema para otro post, el cual les prometemos desde ya.

En el final de esta semblanza, que fue solamente una introducción, los dejo con un breve, pero ilustrativo video, sobre el Teletrabajo en la nación peruana, con datos e imágenes de ese bello país.

Los recibiremos, si lo desean, cordialmente, en nuestra propia Oficina Virtual, a nombre de la Dra. Iris Moreno Roca en http://www.torresdeteletrabajo.com/oficina/41/W2

A todos nuestros amables lectores, los invitamos a visitar nuestro sitio.

Teletrabajo en Uruguay: “Sensibilizar, Formar, Retener”

_1sensibilizar-formar-retener_

Hola, drugs soy Iris Moreno Roca y te doy la bienvenida a nuestro blog.

Para nuestros lectores, mind es sabido que el tema del teletrabajo lo abordamos desde diversos enfoques, for sale todos ellos importantes, sin duda alguna, pero en esta ocasión quisiera dedicar este artículo al teletrabajo en mi país de origen, Uruguay, el cual es el Estado más pequeño de Sudamérica, pero que demuestra un enorme interés en esta actividad.

Las palabras del título de este post, “Sensibilizar, Formar y Retener”, fueron pronunciadas por Alvaro Lamé, al asumir la presidencia de CUTI  Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información, un auténtico pionero en la temática de las TIC y un embajador de todos los teletrabajadores uruguayos en el mundo; lo recordamos, como referencia personal, en los Talleres presenciales de Netgate, nuestra primera experiencia en esta actividad que nos hizo descubrir una segunda vocación, despertada luego de la abogacía.

Se están realizando grandes avances en mi país, en lo que respecta a una legislación adecuada que regule el teletrabajo y hay proyectos muy recientes del Poder Ejecutivo; la Sensibilizaciónde las autoridades de Gobierno y de los sectores empresariales, tanto públicos, como privados, son prioritarios para la seguridad del teletrabajador, su valorización y destaque, en esta “industria sin chimeneas y sin techo”, que es presente y futuro, directa o indirectamente, en todas nuestras vidas.

La Formación pasa por la de los empresarios, quienes pueden ser excelentes profesionales en sus áreas respectivas, pero aún no tienen incorporada una cultura del teletrabajo como beneficio esencial para todo el sector y no nos basamos en utopías; sabemos que para cantidad de empresas lo prioritario es el ahorro económico y no el cuidado del medio ambiente; pero deben verlo y somo conscientes que sucede en muchísimos países y no solamente en Uruguay.

Hay que Retener a los jóvenes que ingresan a la Facultad de Ingeniería, por ejemplo; de 1000 que ingresan solamente se reciben un promedio de 300; estos números pueden resultar muy escasos para los lectores del exterior, pero hay que tener en cuenta que los uruguayos somos poco más de tres millones de habitantes, con una industria de exportación, tradicionalmente agropecuaria, pero con una presencia impactante del software, como producto no tradicional y muy solicitado en el extranjero.

Alvaro Lamé hizo referencia, además a que estos jóvenes son captados por varios sectores del mercado laboral relacionados con las TIC y por eso no culminan sus estudios; debemos contar con más especialistas que cuenten con un Máster y para ello el país tiene oportunidades para ofrecerles; hay que salir a “buscarlos” y contarles todas las oportunidades que pueden lograr si continúan en el sistema educativo.

“No hay límite de edad, de género ni de lugar; no importa la presencia; se juzga por la calidad del producto o servicio que se vende”.

“En el mundo globalizado de hoy, no puede pasar que haya emigrantes económicos, que alguien se vaya del país porque no tiene empleo”. según palabras del presidente de CUTI.

En el Uruguay el Teletrabajo dejó en 2009, ingresos para el país de 500 millones de dólares, estimándose que alrededor de 100.000 personas se dedican a esta actividad, 50.000 en exclusividad para el extranjero y aumentó a un 40% de teletrabajadores en el interior del país, un fenómeno realmente vertiginoso.

La primera frase que me quedó grabada aquella mañana lejana de 2007 fue la de : “Vivir acá, trabajar allá, ganar allá y gastar acá“.

Esta consigna es válida para cualquier lugar en el que nos encontremos; está en nosotros y en los lazos que podamos tender hacia la comunidad, el poder alcanzarla.

Los recibiremos, si lo desean, cordialmente, en nuestra propia Oficina Virtual, a nombre de laDra. Iris Moreno Roca en http://www.torresdeteletrabajo.com/oficina/41/W2

A todos nuestros amables lectores, los invitamos a visitar nuestro sitio.

Torres de Teletrabajo: “Sembrando Utopías y Cosechando Realidades”

sembrando-realidades

Hola, and soy Iris Moreno Roca y les doy la bienvenida a nuestro blog

No es la primera vez que hablamos de teletrabajo en este sitio, healing pero si queremos saber hacia dónde vamos, view debemos conocer la historia de una actividad que es cada vez más promisoria en el mundo entero y por la cual se empeñan millones de personas en convertir sus sueños en una realidad.

Como solemos afirmar, la palabra “crisis”, significa cambio y esto no fue una excepción en el devenir de esta actividad, que comienza tímidamente con la crisis del petróleo y las consecuencias que trajo a una potencia mundial como lo es Estados Unidos. El físico Jack Nilles fue todo un visionario, cuando en los albores de los años años 70, concibe la idea de llevar el “trabajo al trabajador y no el trabajador al trabajo”.

Con esta acción, vemos también una protección al medioambiente, de la cual el mundo aún no había tomado conciencia de su magnitud y un ahorro considerable tanto para la empresa, como una mejora en la productividad y la calidad de vida para aquellos pioneros del teletrabajo.

Si no hubiese existido el advenimiento de internet, todo esto no hubiese sido posible; en la década de los 60, la “Guerra Fría” entre EE.UU y la entonces Unión Soviética, hacen que el gobierno estadounidense, por intermedio de su Ministerio de Defensa, llegara a crear lo que se denominó ARPANET, el antecedente más inmediato de la Red que todos conocemos en la actualidad.

Pero podemos afirmar que pasarían alrededor de dos décadas desde los tiempos de Jack Nilles, hasta que se volviera un fenómeno popular, con el desarrollo de las TIC (Nuevas Tecnologías de la Información y el Conocimiento) y los avances en materia de hardware, como la creación de las computadoras personales y su paulatino abaratamiento, por lo que fueron las primeras herramientas que se utilizaron, hasta llegar a las tablets y los smartphone de hoy, con los cuales se realiza la actividad de teletrabajar desde prácticamente cualquier lugar, desterrando la idea arraigada de que solamente se realiza desde nuestra casa.

Las grandes empresas están viendo en esta actividad, la posibilidad de reducir costos, teniendo a un grupo de sus empleados, en régimen de teletrabajo; es una forma más que eficaz de optimizar su logística, pero aún falta un largo camino para que se adopte de una forma más generalizada y sin los prejuicios de que el teletrabajador rinda menos y disminuya su productividad, si no cumple sus tareas de forma presencial; sin embargo, afortunadamente, cada vez son más las empresas que vienen aplicando esta modalidad, como experiencia piloto.

Cabe destacar que no todas las personas se adaptan fácilmente a “la ausencia de un Jefe”, aunque nos parezca difícil admitirlo, para teletrabajar hay que tener vocación y también condiciones, pero seamos positivos que hay millones de personas que ya lo han implementado en sus vidas, con excelentes resultados en su vida profesional y familiar; produce en cada uno de nosotros, una crisis, como citábamos esta palabra al principio de nuestro artículo; es un gran cambio, que si lo sabemos capitalizar, optimizará nuestra peripecia vital.

Desde un espacio virtual como lo es Torres de Teletrabajo los invitamos a tener “Tu Oficina en la Nube” para que junto a su Directora, la Lic. Sonia Boiarovsigamos sembrando utopías y cosechando realidades.

Los recibiremos cordialmente en nuestra propia Oficina, a nombre de la Dra. Iris Moreno Roca en http://www.torresdeteletrabajo.com/oficina/41/W2, así como en nuestro blog personal.

Los esperamos a todos, ya sean teletrabajadores o empresarios, estamos seguros que no los vamos a defraudar.

#2020: la era de los “RR.HH. digitales”

2020_i

Unas de las premisas para que una compañía perdure en el tiempo, healing es estar predispuesto a los cambios que exige y exigirá su mercado, generic sobre todo con la llegada de su nueva fuerza de trabajo, constituida por estudiantes y jóvenes profesionales quienes ya tienen asimilada  la utilización de las TIC como parte de su vida cotidiana.

Si hoy, las empresas no evolucionan su cultura organizacional – adaptada a los paradigmas de los RR. HH. – los resultados obtenidos por las mismas no serán los deseables.

Así como las organizaciones atienden las necesidades de su cliente externo, primero deberá realizar una introspección en su estructura interna.

Tanto su personal como su conocimiento significan los recursos más valioso para acentuar sus ventajas competitivas frente al resto. por eso, el secreto reside en el “cambio de mentalidad organizacional” , alineada con su misión y sus objetivos.

Y así como se transforma paulatinamente la manera de trabajar: se requieren perfiles profesionales cada vez más especializados, estructuras descentralizadas, y una cultura flexible, cimentada en el trabajo en equipo por medio de las NTIC (Nuevas Tecnologías y de la Comunicación).

Ya hoy, estamos hablando de “exportar servicios”, de la labor de manera remota. Hace 15 años atrás, era casi un tema “utópico”.

En los países desarrollados, como los Estados Unidos y el Reino Unido, es un hecho.
En América Latina es una modalidad que está avanzando pero aún no podemos afirmar que está consolidada como en aquellas sociedades anglosajonas.
Colombia es un caso particular, pues se encuentra fuera de este promedio regional que está muy por encima de la media.

Si bien la implementación del teletrabajo todavía es bajo en Sudamérica, no quepa la menor duda que va a crecer significativamente en los próximos períodos.

Según un estudio realizado por la empresa Citrixwww.citrix.espara el año 2020, se estima:

  • Que las organizaciones plantean reducir el espacio físico a un 17 %, “dando importancia a lo que su personal hace y en vez de dónde”.
  • Se calcula que las personas trabajarán en ubicaciones semipermanentes: desde el hogar (home office), sitios de proyectos, instalaciones de socios o hasta en la sala de espera de los aeropuertos!
  • El 91 % de las empresas proyecta poseer un estilo de trabajo móvil.
  • Por otra parte, las organizaciones tendrán costos más bajos relacionados con sus empleados (53%) y reducción de instalaciones y mobiliario (48%).

El teletrabajo será lo que más se ajuste al logro de los objetivos organizacionales de forma más eficiente e innovadora.

Si bien la normalización del trabajo móvil en las compañías parece tarea sencilla, es un gran reto; primero para los Estados y luego para los directivos como su gente que tiene aún arraigado la cultura tradicional del “presentismo”.

Como dice el refrán: “cantidad no implica calidad”; es decir permanecer en un puesto de trabajo 8 horas diarias – promedio – no significa productividad para la organización. Quizás, el mismo empleado, trabajando media jornada relajado en un espacio en donde éste elija, rendirá mucho más que en el escritorio de la propia empresa.

Aquella política formaba parte de la sociedad industrial estructurada; hoy ya debemos hablar de la “sociedad del conocimiento”, cuya génesis se encuentra en el incremento del uso de las NTIC y a la proliferación de nuevos perfiles profesionales.

Sin duda alguna Internet desde hace un tiempo está revolucionando la gestión de los RR. HH: desde la selección y reclutamiento de talentos hasta la forma de trabajar, que por cierto, muy distante de la convencional.

Toda industria en el mundo está tendiendo a ser “una industria digital”. Por eso, ya no importa la envergadura de la organización, si es star -up, PyME ó multinacional. Los especialistas están comprobando que para captar clientes y comenzar nuevos proyectos no es necesario contratar profesionales “in company” ni contar con grandes estructuras edilicias.

La tecnología permite encontrar talento calificado en cualquier parte del planeta. El gran desafío de la organización es adecuarse a cada caso de contingencia y eso exige mayor flexibilidad; y los profesionales freelancers son los candidatos adecuados! Pero cómo hallarlos?, cómo encontrar al teletrabajador indicado?

Bien, esto merece un capítulo aparte, pero vamos adelantando que existen numerosas plataformas que nuclea estos perfiles, la mayoría ofrece dichos servicios a cambio de una comisión.

Para comenzar y ampliar información, le recomiendo visitar Torres de Teletrabajo, que como afirma su fundadora – Sonia Boiarov – “más que una página web es un edificio virtual”, en donde encontrará multiplicidad de teletrabajadores especializados esperando sus ofertas laborales. Allí se registra y se conecta directamente con ellos a través de sus oficinas online; y lo mejor de todo, es SIN CARGO!

La mayoría de estos profesionales son autónomos y es una manera de solventar la crisis laboral que venimos padeciendo en los últimos tiempos.

Por tal motivo, contratar “teleservicios” es una alternativa flexible para contrarrestar (de alguna manera) la recesión económica como ayudará a mejorar la eficiencia de los procesos y costos presupuestarios de una empresa.

…es un tema para analizar…

Lic. Laura Bryn

Especialista en Entornos Virtuales de Aprendizaje. Asistente Multimedia.

Visite mi oficina en Torres: Piso 26 Of B40

Visite mi Web Site

PyMES y Teletrabajo: “una alternativa, muchas soluciones”

Pymes y teletrabajo 2

El teletrabajo: “una alternativa, decease muchas soluciones”

El mercado actual representa un verdadero desafío para el profesional y el empresario actual; sus exigencias, medical la fuerte competitividad y la vorágine económica del país obligan a implementar estrategias versátiles que requieren conocimientos especializados.

Ante tales retos, tanto los empleadores como los trabajadores autónomos “solemos ahogarnos en un vaso de agua”, y no analizamos otras alternativas que nos ayudarán a encauzar nuestros negocios con mínima inversión.

Tal es el caso del “co-working”, una excelente opción para aquellos emprendedores y/o PyMES, que no cuentan con suficientes recursos financieros ni infraestructura física para llevar a cabo sus proyectos.

Es una nueva tendencia de trabajo cooperativo, en donde cada una de las partes, aporta con su expertise y sus herramientas disponibles.

Hoy en día, gracias al avance y al alcance de las TIC, ya no existen excusas para su implementación. Si buscamos en la red, encontraremos un sinnúmero de soluciones empresariales pensados para el trabajo en equipo a distancia desde “la nube” y una vez más, se demuestra que el “teletrabajo” es una opción plenamente viable para las PyMES, ya que disminuye costos de inversión y optimiza procesos burocráticos. Las nuevas tecnologías, permiten transferir información y conocimiento…entonces, no es ideal para evitar el cansancio y el stress que genera el traslado de una persona a su lugar de trabajo?…para reflexionar, cierto?

El co-working y el teletrabajo “van de la mano” y son tendencias que cada vez más efectivas a través de las aplicaciones online. Ya no es necesario acudir a la oficina para acceder a documentación importante ó mantener reuniones de trabajo en un espacio físico.

Desde hace años, empresas multinacionales, tales como, Siemmens, IBM y Hewllett Packard han puesto en práctica esta modalidad, obteniendo resultados óptimos en su productividad, propiciando a su vez, la creatividad en su personal.

Ahora bien, el teletrabajo es una excelente opción para generar nuevas oportunidades y traspasar las barreras geográficas; pero aclaremos que es una modalidad, no una actividad en sí.

Ahora preguntarán; cómo encontramos y contratamos este tipo de personal calificado de acuerdo a las necesidades imperiosas del mercado?

Bueno, si prestan atención hay muchos buscadores de teletrabajadores especializados; algunos cobran abonos ó comisiones por dicho servicio; otros como Torres de Teletrabajo, le ofrece dichas prestaciones absolutamente SIN CARGO; teniendo además la posibilidad de encontrar profesionales a su medida. El portal mencionado constituye un enlace entre contratantes y candidatos. No interviene en la celebración de  acuerdos entre las partes; por lo tanto, tampoco cobra ninguna prima por facilitar dicha operación.

Es conveniente recordar que el “potencial empleador” podrá hallar diversos grupos de teletrabajadores:

  • Teletrabajador en relación de dependencia (cumplirá las mismas funciones que un empleado “tradicional”, pero trabajando remotamente desde su domicilio). Para ampliar información, se aconseja visitar la página del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación.
  • Teletrabajador freelance – lo que llamamos independiente ó autónomo,
  • Telefabricantes y televendedores: fabrican como comercializan sus productos por medio de escaparates virtuales.
  • Consultoras online outsourcing, que brindan servicios específicos a distancia para empresas, tales como, marketing digital, RR.HH y capacitación, entre otros.

Los mismos se pueden contratar a tiempo completo, parcial por un período indefinido como por temporada ó proyecto puntual.

Quizás sea cuestión de tercerizar, de encontrar un “compañero”, socio, asesor…en fin, hay múltiples posibilidades…la duda es dónde hallar el profesional idóneo…

Por lo tanto si intenta mejorar la atención a sus clientes, descentralizar y optimizar procesos y disminuir costos fijos, no dude en consultar en Torres de Teletrabajo. Entre algunos de las tantos expertos, hallará programadores, diseñadores web, contadores, abogados, traductores, hasta secretarias virtuales…

Ya observarán, las ofertas son numerosas y flexibles. Ideal para las demandas y fluctuaciones  del mercado laboral.

No se trata de invertir en infraestructura; hoy, la competitividad de la empresa consiste en generar conocimiento a través del trabajo en equipo. Es su capital más valioso y esto se logra con el intercambio y la adaptación en el contexto en donde nos desenvolvemos.

Los invito a conocer el BUSCADOR en www.torresdeteletrebajo.com y “REDvolucionemos la forma de trabajar”!

Lic. Laura Bryn

Especialista en Entornos Virtuales de Aprendizaje. Asistente Multimedia.

Oficina Torres de Teletrabajo: http://torresdeteletrabajo.com/oficina/126/B40

Teletrabajo y Derechos Humanos

Post3 TDT

La formación de las personas, store como sujetos de derecho, vcialis 40mg se da desde la infancia y el acceso a las nuevas Tic, buy (Tecnologías de la Información y el Conocimiento) hasta el final de nuestras vidas.

Cuando para los niños y niñas ya existe la Brecha Digital, estamos ante una situación preocupante, la cual puede marcar su destino.

El Derecho al trabajo está consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y esto implica la necesidad de tener una vida digna, fruto de nuestras actividades y empeños.

La protección de los datos personales y la privacidad de los mismos, conciernen a todo teletrabajador e internauta y es otro de los tópicos polémicos y sensibles en la actualidad.

Tener un ingreso que permita que el teletrabajo sea nuestro medio de vida, puede parecer una utopía para muchos, pero es una meta que debemos alcanzar y luchar por conseguirla, combatiendo la irregularidad y falta de cumplimiento de los contratos laborales que firma el teletrabajador.

Nuestra experiencia viene de encarar el estudio y divulgación de los Derechos Humanos en general, con especial énfasis en la situación de las mujeres y la equidad de género, teniendo en cuenta previamente, que la inclusión digital es más difícil en este sector de la sociedad por múltiples motivos, entre ellos, la feminización de la pobreza y la carga de estar muchas veces solas, al frente de su núcleo familiar.

Construir ciudadanía, es una meta de toda sociedad y el teletrabajo debe estar inmerso en ella; si nos empoderamos de nuestros derechos, podremos cumplir nuestros deberes y contribuir a la retroalimentación de las nuevas Tic y todos los beneficios que ello trae consigo.

Deseamos recomendar el proyecto de origen español, http://www.pantallasamigas.net, el cual está dirigido a los niños, niñas y jóvenes, con un enfoque de los ciberderechos por medio de material multimedia, con animaciones basadas en situaciones reales y de las cuales los adultos tenemos mucho que aprender, como por ejemplo las reglas de Netiqueta en las Redes Sociales, las cuales son totalmente aplicables al teletrabajo. Esta modalidad es la preferida para concientizarnos a todos.

Las Naciones Unidas nos hablan de cifras alarmantes de analfabetismo en el mundo, con más de 1000 millones de personas que no tienen acceso a la lecto escritura, y tampoco pueden tomar agua potable, ni ingerir un alimento sólido.

En este escenario es que encaramos el desafío de ser proactivos y valorar primero lo que tenemos, como el acceso que nos da Torres de Teletrabajo a múltiples beneficios, desde la capacitación, hasta la posibilidad de tener nuestra propia oficina virtual. Con esto no decimos que vamos a quedarnos en una postura pasiva, mientras la mitad de la humanidad muere de hambre, pero tenemos el poder casi infinito que otorga Internet, para tomar acción y contribuir a cambiar esta realidad, por pequeña que nos parezca.

Una de nuestras ideas y acciones a compartir, es la de tener en nuestros sitios y blogs, un espacio dedicado a la relación entre los Derechos Humanos y el Teletrabajo, para poder ser multiplicadores de este mensaje.

Las personas con discapacidad y el trabajo a distancia, es otro punto que encaramos en la agenda que llevamos día a día, recomendando webs como http://www.derechoshumanosya.org

La inclusión digital, trae la inclusión social y todos nos beneficiamos al vivir en un mundo más justo e igualitario.

Dra. Iris Moreno Roca-http://www.torresdeteletrabajo.com/oficina/41/W2

Formación Académica y Experiencia Laboral:Abogada Egresada de la Universidad de la República Oriental del Uruguay en 1998. Redactora de contenidos y especializada en la Búsqueda e Investigación de Información en Internet.

Teletrabajo: Tú Estás Teletrabajando?

Estás teletrabajando_

Hola, mind soy Iris Moreno Roca y te doy la bienvenida a nuestro blog.

Hoy quiero tratar contigo un tema que seguramente lo tendrás claro, order pero puede no ser así­ para muchos de tus seguidores y contactos. Me refiero a que muchas personas están teletrabajando pero no saben o mejor dicho, find no son conscientes de ello.

Pero es mejor comenzar por el principio.

¿Qué es el Teletrabajo?

Para la empresa uruguaya Netgate  “Es el trabajo realizado a distancia utilizando Tecnologías de la Información y la Comunicación (más conocidas como TIC) para vender productos y servicios al mundo.

El concepto a distancia significa que se puede trabajar desde su casa, la de un familiar o amigo, un hotel, un restaurante, un ómnibus, un auto, un cyber o cualquier otro lugar.

Las TIC necesarias para estas tareas son básicamente PC, Internet, celular, teléfono y cámara digital, entre otras. Dentro de Internet se engloba principalmente la navegación web y el correo electrónico. Y, según el caso, blogs, sitios web, software de traducción, mensajería instantánea (chat) y telefonía IP (voIP).”

Sonia Boiarov directora de Torres de Teletrabajo define al Teletrabajo como una actividad, no una profesión.

“Internet es el equivalente a la fábrica en la Sociedad Industrial.”

Al encender la computadora ya estamos en nuestra oficina y producimos para la sociedad de la información.

Cuando esta oficina no está en el lugar donde está el contratante, sino en otro, hablamos deTeletrabajo.”

“Lo definimos como aquella forma de trabajar que utilizando las tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), puede ser desarrollada a distancia, fuera del ámbito donde se encuentra el contratante, en forma total o parcial, pudiendo realizarse en relación de dependencia o en forma autónoma”

Les recomendamos la lectura del Boletín Caminando Utopías, de la fundación del mismo nombre y del cual es editora Sonia Boiarov; en dos oportunidades tuvimos el honor de participar con nuestros artículos; te puedes suscribir y te resultará muy interesante y de enorme importancia si deseas dedicarte a esta modalidad de actividad.

La intención de este post es que todos tomemos conciencia que en muchas oportunidades estamos realmente teletrabajando y no es un tema de quienes hablamos de ello.

Este tema lo observé leyendo sobre estudios acerca de las TIC y las personas con capacidades diferentes, pero luego me di cuenta que nos sucede a todos en general.

Es muy importante que sepas qué modalidad de trabajo tienes, ya que puedes tener una legislación que te proteja, como el caso de Colombia que está a la vanguardia o bien estar en desventaja, pero no darnos por vencidos e informarnos acerca de nuestros derechos y todos los proyectos que existen, tanto a nivel de tu país, como del mundo.

Puede ocurrir que parte de tu trabajo sea a distancia y también presencial, o totalmente online.

Casi todos nuestros lectores son teletrabajadores y nos ponemos a sus órdenes si deseas saber más sobre tu país y el tema que nos ocupa hoy. Desde luego que les ayudaremos a investigar si no tenemos una respuesta una respuesta inmediata para brindarles.

Torres de Teletrabajo: Tu Oficina en la Nube

 

torres post

Hola, case soy Iris Moreno Roca y te doy la bienvenida a mi oficina en Torres de Teletrabajo.com

Visite mi oficina ahora

Me gustaría contarte sobre las oficinas virtuales, que son una posibilidad para todos los emprendedores online, que están tomando cada vez mayor auge, sea cual sea el campo de especialización.

Por razones de costo y comodidad tanto para quien ofrece un servicio, como para quien lo contrata, estos espacios están generando un gran cambio en el universo del teletrabajo.

Las Oficinas en la Nube tienen un ejemplo muy actual, como lo es el que lidera la Lic. Sonia Boiarov y el proyecto  Torres de Teletrabajo, de procedencia argentina, pero con alcance en varios países.

En muchas oportunidades, quienes desean invertir en las herramientas necesarias para instalar su negocio online, deben realizar gastos y pagar comisiones que generalmente son demasiado y no pueden recuperar.

Desde hace un tiempo atrás, hay una alternativa gratuita, que es muy importante si recién comenzamos. Además, las empresas, lentamente se están incorporando a modelos mixtos, es decir con parte de su equipo operando offline y a su vez, teniendo otro grupo de teletrabajadores.

Hay una diversidad muy amplia de actividades que podemos desempeñar –basta ver el buscador para darnos cuenta– en esta modalidad, desde un Diseñador Gráfico, una Traductora o un Asistente Virtual.

El rol principal de este emprendimiento, se centra en acercar a las partes; tanto quien contrata y busca a un profesional acorde a lo que requiere, como para quien tiene la oportunidad de optimizar el ofrecimiento de sus servicios, por medio de una oficina en la que visualizaremos desde el curriculum, foto, certificados e incluso, tiene la oportundad de presentarse por intermedio de un video.

Recomendamos, en general, que si decidimos llevar adelante nuestra presencia en una oficina virtual, lo hagamos de la forma más completa posible, ya que hemos encontrado oficinas que solamente tienen el nombre de quien la alquila y esto daña nuestra marca personal.

Es interesante probar con el buscador de este Edificio Online, para ver diferentes perfiles y opciones; tenemos nuestros datos de acceso, como lo son el piso y número de oficina; varios emprendedores lo ponen en su blog y en la firma del email personal.

Al registrarnos debemos aceptar una carta compromiso, las norams de Netiquete y el Código de Ética, ya que nuestra conducta es primordial y bien sabemos lo que cuesta construir una reputación, la cual debemos preservar y acrecentar con el tiempo.

Ofrece, también, en las modalidades de pago, desde capacitación por intermedio de cursos, hasta acceso a la Sala de Conferencias y la Biblioteca.

También cumple una función muy importante de inclusión laboral y social, ya que por medio del proyecto Telecapacitados, muchas personas con capacidades diferentes, pueden teletrabajar con mayores oportunidades de una contratación que los beneficie, desde el punto de vista de la inclusión laboral y social.

En Youtube podemos apreciar videos en 2D y 3D que pueden ilustrar mucho más que nuestras palabras.

La Lic. Sonia Boiarov, siempre pide que se difunda este proyecto en todos nuestros países.

En este artículo, dimos una semblanza de la temática, pero prometemos profundizar en este y otros proyectos afines, con el fin de colaborar con todos nuestros lectores.

Divertad, divertad, divertad

Divertad, troche divertad, pilule divertad relata historias en primera persona de personas con discapacidad que han desarrollado algún tipo de activismo.

Las personas con discapacidad, cialis como otros grupos sociales, hemos sufrido un proceso de invisibilización. Nos preguntamos cómo las personas con discapacidad han ido recuperando la palabra, la capacidad de decirse y de pensarse; de no ser nombrado solamente por otros. Para averiguarlo, nos dirigimos a personas con discapacidad, consideradas referentes en la defensa de los Derechos del colectivo y que se definen a sí mismos como militantes o activistas sin tener una pertenencia partidaria determinada. Desarrollan su tarea en múltiples ámbitos. Desde la más tradicional en un partido político o en una organización; sindicatos,  parroquias y organizaciones no gubernamentales. En todo caso lo común es la conciencia de derechos vulnerados. No existe una identidad social unificada como colectivo y aún existen numerosos obstáculos para la participación.

Este libro es la posibilidad de contar una historia silenciada para empezar a romper la sensación de invisibilidad. Nuestro pequeño aporte es contarla.

Pueden visitar su pagina en Facebook

https://www.facebook.com/divertad.argentina/?fref=photo

Y también descargar el libro desde el siguiente link:

Divertad-divertad-divertadhttp://www.forovidaindependiente.org/files/documentos/Divertad-divertad-divertad.pdf

El libro se encuentra también en  formato accesible , sólo tienen que solicitarlo si así lo desean

La primera crítica: (Gracias, Luis Miguel Del Águila)

” Un excelente libro. Mis felicitaciones. Llena realmente un vacío al presentar nuestras narrativas en primera persona, libre de intermediarios e interpretaciones Una bocanada de aire fresco! Un gran aporte a la construcción colectiva de nuestra identidad como activistas y militantes.”

Cabe resaltar que los protagonistas son los entrevistados.
1511726_559043804261413_1177933839705220137_n
Paula y Martin Balbinder, autores. Roberto Oliva, fotógrafo

Este libro reúne historias de personas con discapacidad en la Argentina.

Activismo social, gremial, barrial.

Ambos autores son profesionales universitarios y además teletrabajadores, el libro se ha gestado de esta forma… Y le han dedicado páginas que explican la importancia del Teletrabajo que aquí comparto.

El libro fue realizado mediante teletrabajo, ya que los autores realizaron la mayoría de las entrevistas las hicimos con skype , es decir utilizando la tecnología como nexo de comunicación.

Y como muchos sabemos el teletrabajo atraviesa distancias.

El libro posee además un espacio dedicado al Teletrabajo.

“…Teletrabajo: nuestro modo de vida en los últimos años

Teletrabajo es cualquier tarea efectuada en un lugar donde, lejos de las oficinas o de los talleres centrales, el trabajador no mantiene un contacto personal con sus colegas, pero puede comunicarse con ellos a través de las tecnologías de la información y la comunicación. Lo determinante es el uso de las tecnologías. El teletrabajo no es una profesión. El teletrabajo es una forma de realizar la actividad laboral a distancia utilizando algún medio de telecomunicación. En el teletrabajo, lo importante no es quién, dónde y cuándo se realiza la tarea sino cuál es el resultado. Se modifican las ideas clásicas de tiempo y lugar de trabajo. Gracias al uso de las telecomunicaciones, pudimos realizar nuestra actividad en el sitio y momento que más nos conviene…”

Recuerden que pueden descargar el libro completo desde el siguiente link:

Divertad-divertad-divertadhttp://www.forovidaindependiente.org/files/documentos/Divertad-divertad-divertad.pdf

El libro se encuentra también en  formato accesible , sólo tienen que solicitarlo si así lo desean

 

Hemos teletrabajado  juntos, no los conozco personalmente, pero si sus voces, sus palabras por ello no salen de mí más que palabras de orgullo y de felicitación.

Sinceramente, lo repito: Los admiro, amigos!!

 

Trabajo de libre espacio: ¿Para qué trasladar a personas si podemos trasladar información?

 

Trabajo de libre espacio: ¿Para qué trasladar a personas si podemos trasladar información? / La Gestion / Aptitus por G de Gestión. ¿Por qué no sustituir la obligación de cumplir un horario por la responsabilidad de cumplir un objetivo? Estas preguntas, generic y varias más, vialis 40mg son resueltas para saber los pros y contras del trabajo flexible en la coyuntura peruana.

El teletrabajo es la posibilidad que tiene un empleado (en una relación laboral de dependencia) de trabajar fuera de la oficina. Tweet Enviar El teletrabajo es una tendencia global. Según Citrix, patient para el 2020, la mitad de los trabajadores laborará de forma remota. Hace pocos días, el editorial del diario El Comercio (23-09-2015) daba algunas pistas sobre esta tendencia: entre un 10% y un 20% de gerentes utilizan esta modalidad, según The Economist.

El editorial también habla de lo que puede suponer el reglamento de la Ley Nº 30036, que regula el teletrabajo y que”tememos? podría resultar restrictivo y conseguir lo contrario a lo que debería apuntar: otorgar flexibilidad, tanto a empleados como empleadores, con una modalidad de trabajo más conveniente, consecuente con las funciones desempeñadas, en línea con el estilo de trabajo de la mayor parte de la fuerza laboral, que aprovecha al máximo las posibilidades de la tecnología y que, finalmente, resulte en un sistema conveniente y productivo.

Es muy importante evitar que el teletrabajo se torne en una nueva”modalidad? de contratación, con una reglamentación anacrónica”como buena parte de nuestra regulación laboral actual? y que busque un exceso de control tanto sobre el empleado como el empleador, incorporando mecanismos de vigilancia e inspección exagerados e innecesarios que perjudiquen una práctica muy extendida, tanto a nivel mundial como en nuestra región.

Actualmente, países como México, Brasil y Colombia cuentan con leyes que regulan el teletrabajo, mientras que en Chile y Argentina se están discutiendo reglamentos similares.

Yo trabajo desde casa. El teletrabajo, trabajo remoto o trabajo flexible es la posibilidad que tiene un empleado (en una relación laboral de dependencia) de trabajar fuera de la oficina de su empleador: organizando las tareas, adecuando las competencias de los empleados y de sus superiores, para la realización de determinadas tareas en cualquier lugar. La pregunta que emerge de la tecnología a partir de esta práctica es: ¿para qué trasladar a las personas si podemos trasladar la información?

Dos aspectos son fundamentales: por una parte, el hecho que el trabajador no tenga obligatoriamente que asistir al centro de trabajo todos los días es lo que marca esta figura y la dota de una gran libertad. El trabajador puede trabajar desde su casa, en la tranquilidad de una biblioteca, en una cafetería, en un parque, ser itinerante, en fin, las posibilidades son innumerables. De otro lado, que las relaciones del día a día con el empleador pueden ejecutarse a través de medios informáticos.

Para el empleado, se sustituye la obligación de cumplir un horario por la responsabilidad de cumplir un objetivo. Para esto es indispensable instaurar una cultura de confianza: confianza en el jefe, en el empleado, en los compañeros de trabajo, en la compañía, en la tarea que realiza y también en uno mismo, ya que el trabajador debe estar convencido de poder trabajar fuera de la oficina.

En el caso de empresas tradicionales, se debe implementar una política de orientada al cumplimiento de objetivos. Cuando se trabaja por objetivos, los empleados tienen que cumplirlos, estén o no estén dentro de una oficina: esta es la mejor definición de teletrabajo.

Cómo implementarlo. Existen muchas empresas en el mundo que, desde hace muchos años, tienen el objetivo de lograr una serie de beneficios, como una mejor conciliación del trabajo con la vida personal, una optimización de tiempo de desplazamientos y una mejora de la performance de los empleados. Muchas de ellas han abrazado el concepto del teletrabajo.

En primer lugar, fueron las empresas de tecnología, como IBM , Nokia, Sun Microsystems, Hewlett Packard o Microsoft, las que a principios de los noventa comenzaron a cuestionar la necesidad de la presencia física diaria de los empleados en los centros de trabajo y plantear la posibilidad de que las personas pudieran utilizar la tecnología, que en muchos casos ellos mismos desarrollaban, para realizar sus labores de forma remota.

Evidentemente, no todas las personas, ni todas las funciones, ni todas las tareas son buenas candidatas al teletrabajo. Cualquier trabajador que deba realizar sus labores con dependencia de otras personas o de algún tipo de equipo no portátil, que trabaje en manufactura o en atención de público no podrá ser candidato a convertirse en teletrabajador.

Que los empleados”salgan? de las oficinas no es el primer paso: debe ser el último. Lo primero que se debe hacer es analizar la cultura empresarial, evaluar las tareas para determinar si es posible realizarlas sin presencia física de los trabajadores, analizar los estilos de liderazgo de los supervisores o gerentes (tan importante como el teletrabajador es el”telejefe?), se deben evaluar las competencias de los trabajadores y, por último, indagar cómo será el lugar o lugares donde el empleado realizará sus tareas.

Cualquier falla en este proceso, puede resultar en que el teletrabajo falle también. Una cosa es implantar flexibilidad de horarios, algunos días libres o salir temprano los viernes. Estos son puntos positivos, paro falta la contraparte del teletrabajador: la productividad.

La ecuación debe ser win-win: el empleado obtiene flexibilidad/felicidad y el empleador obtiene productividad/rentabilidad.

¿Siempre funciona el teletrabajo? Sin duda, no es así. Además de lo explicado anteriormente acerca del proceso que se debe seguir, hay casos en los que el teletrabajo ha sido percibido como algo negativo.

Marisa Mayer, CEO de Yahoo!,”removió? el mundo con el anuncio de la eliminación de la política de trabajo remoto o teletrabajo para sus trabajadores. La noticina causó revuelo en los foros especializados, incluso, alguno llegó a decir que Mayer llevaba a su compañía hacia atrás en un mundo en que el teletrabajo ofrece las mayores ventajas a los negocios”uno de los más grandes detractores fue Richard Branson, CEO de Virgin Group”

La realidad dista un poco de lo que se habló en las noticias, foros y redes sociales. El famoso memorándum de Meyer, en efecto, dice claramente que cuando las personas no se encuentran físicamente juntas, en la oficina, no se produce el nivel de innovación deseado.

En una empresa cuyo negocio principal tiene que ver con el desarrollo de software, la ubicación física de las personas (co-location) es absolutamente clave. Sin embargo, en el cuerpo del propio memorándum, la CEO dice explícitamente que los trabajadores son responsables de utilizar su mejor juicio para definir si deben ausentarse en algún momento de su oficina y trabajar a distancia de vez en cuando ( SIC ); es decir, no se cerró la puerta completamente al teletrabajo.

El caso de Google es muy similar: con una política que otorga flexibilidad de horarios de entrada y salida, la empresa utiliza sus espacios de trabajo como una potente herramienta de retención y atracción de talentos, y busca que los empleados tengan todas las comodidades posibles para que permanezcan en las oficinas y trabajen juntos la mayor parte del tiempo.

¿Existe alguien que no haya visto imágenes de las famosas oficinas de Google, con sus toboganes, mesas de fulbito de mano o de billar, comida gratis o, incluso, canchas de vóley playa? Los”googlers?, normalmente, están muy orgullosos de sus oficinas y las utilizan de manera intensiva por eso, lo que no significa que, eventualmente, puedan decidir trabajar, por conveniencia, a distancia.

El caso Yahoo! deja dos enseñanzas claves para el mundo del teletrabajo: 1. La innovación es un deporte de contacto. Las herramientas virtuales de colaboración son muy buenas, pero no reemplazan el contacto humano y la posibilidad de aprender, colaborar e innovar. Si la naturaleza del negocio exige que las personas tengan contacto directo, seguramente el teletrabajo funcionará bien para un grupo reducido de personas o para un número de tareas específicas.

2. La oficina siempre debería ser el mejor lugar para trabajar. El hecho de que exista la posibilidad de trabajar a distancia no debe significar que las personas se”van a su casa? para no volver más. Si esto sucede, es porque podría existir un serio problema en el clima organizacional o en el acceso a herramientas y facilidades para cumplir su trabajo. Las empresas que han entendido la importancia de los puntos anteriores son las que con mayor éxito implementan políticas de teletrabajo.

E-Organización. En cuanto a las tareas aptas para teletrabajo, con el avance de la tecnología, la mayoría de las funciones tiene un importante componente de información y, gracias a la tecnología, la información está en cualquier lugar, salvo las tareas manuales, de ensamble o artesanales, las demás pueden ser teletrabajables, por lo menos, un día o dos a la semana.

Vamos camino a la e-organización y, por lo tanto, a una transformación cultural de la organización del trabajo, dejando atrás la vigente cultura presencial. La evolución de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) acompañan esta transformación a partir del desarrollo de aplicaciones que mejoran las comunicaciones y sistemas que duplican los puestos de trabajo en el lugar que el trabajador elija.

Beneficios del teletrabajo. El principal beneficio es la optimización del tiempo que el empleado pierde en ir desde su casa al trabajo: que es el que pierden el empleado, su familia, su jefe, su empresa y los propios clientes. El trabajo flexible, bien implementado, mejorará la satisfacción y la calidad de vida de los empleados que lo disfruten y, por lo tanto, la calidad de trabajo que realicen.

Para las empresas:” Optimización del trabajo, tiempos, costos y comunicaciones obteniendo una mejor productividad y competitividad.” Desde que se comunica a la organización que se inicia un proceso de implementación de teletrabajo, se notará una mejora en el clima laboral de los empleados (según una encuesta de la consultora Argentina Jobing, un incremento del 79% en la motivación y una reducción del estrés en 63%).” Facilita la continuidad del negocio en momentos de contingencias o emergencias que no permitan el acceso físico a una o varias sedes de oficinas.” Se manifiesta una cultura de empresa socialmente responsable, al fomentar políticas de conciliación de la vida familiar laboral, apoyando el bienestar de los trabajadores.” Las nuevas generaciones demandan a las empresas adaptarse a nuevas realidades sociales. El teletrabajo permite”retener? y”atraer? profesionales, reduciendo el índice de rotación de personal.” Permite la posibilidad de tener trabajadores trabajando en diferentes lugares y a distintas horas.” En cuanto a impactos económicos en las empresas, se pueden generar importantes ahorros sobre el costo anual de un empleado por menor necesidad de metros cuadrados en oficinas, mantenimiento, consumo de energía, calefacción, refrigeración y limpieza.” Ahorro en material y puestos de trabajo (PC, escritorio, etc.).” Reducción del ausentismo y accidentes laborales.” Ahorros en costos de viáticos.” Reducción en gastos de teléfono y uso de internet.

Para los empleados.” El trabajador no pierde tiempo de desplazamiento, y evita el tráfico y la presión por llegar a tiempo al trabajo.” Genera mayor inclusión laboral de personal con discapacidad.” Los trabajadores manifiestan un menor estrés al realizar sus tareas.” Trabajar por objetivos hace que el trabajador sea responsable de manejar su tiempo. Los empleados tienen más libertad y autonomía, con responsabilidad. Tienen más tiempo para realizar tareas que no eran habituales.” En el caso de mujeres embarazadas que trabajan, permite hacer más llevadero su proceso de gestación y evitar solicitar permisos adicionales. Para las mujeres que dieron a luz hace poco tiempo, la calidad de la lactancia es superior.” Padres y madres con hijos pequeños generan una mejor educación y acompañamiento afectivo.” En el futuro, tener experiencia como teletrabajador, capaz de cumplir sus objetivos incluso trabajando a distancia, va a enriquecer su currículum para conseguir un mejor trabajo o mejor pago.” En cuanto a los ahorros monetarios: ahorro en transporte (pasaje, mantenimiento de auto, combustible), y ahorro en vestimenta acorde a la función que desempeñan.” Mejora la calidad de lo consumido en el almuerzo, además de generarse un ahorro.” Si el empleador otorga las herramientas necesarias para replicar el puesto de trabajo en el hogar, genera al empleado un ahorro en la compra de la tecnología.” Ahorro en gastos de personal o guardería en los días que el empleado teletrabaja.” Ahorro en transporte escolar para recoger a sus hijos del colegio.

El teletrabajo en el Perú. En mayo del 2013, se publicó el texto de la ley Nº 30036 que regula el teletrabajo, y que lo define como:”? una modalidad especial de prestación de servicios caracterizada por el uso de tecnologías de la información y las telecomunicaciones, en las instituciones públicas y privadas? con un total de cinco artículos que, por su generalidad, dejan aún varios aspectos inconclusos, que deberían ser tratados en mayor profundidad por el reglamento de ley, que aún no ha sido publicado (dicho reglamento, que debió publicarse dentro de los 90 días de publicada la ley, solo tiene un prerreglamento publicado el 19 de mayo del 2015 por el Ministerio de Trabajo).

En términos generales, preocupa que se instauren complicados mecanismos y restricciones como existen actualmente en el régimen general de trabajo. Se espera que el reglamento otorgue claridad al respecto.

Podemos decir que el teletrabajo en las organizaciones del Perú es un tema poco conocido en cuanto a los beneficios que aporta. Actualmente, las organizaciones tienen estilos de conducción y organización tradicionales y, antes de pasar al teletrabajo, deben instaurar el concepto de teleempresario y luego el de teletrabajador.

De nada sirve un empleado que tenga las habilidades para teletrabajar si su jefe no está convencido de las ventajas que otorga la herramienta o que no tenga la capacidad de liderar equipos virtuales.

Existe, por ahora, una resistencia por parte de algunos directivos de empresas hacia el teletrabajo, quienes consideran que hacerlo en casa es trabajar menos, creen que dejar de verlos trabajar es perder el control. Esta percepción es uno de los primeros mitos que se deben derribar en las empresas.

Cifras con fundamento. Según el estudio de la empresa CISCO , 2014 Connected World Technology Final Report, tenemos los siguientes datos relacionados con el teletrabajo:

23% de aumento de la productividad

25h de teletrabajo equivalen a 40h de trabajo en la oficina, debido a las distracciones.

18% de ahorro en gastos de oficina al reducir el espacio físico

72% de trabajadores manifiestan que podrían realizar parte de su trabajo de forma remota

Reducción de un 63% de ausentismo laboral

Reducción de un 25% de rotación voluntaria de empleados

2/3 de los empleados consideran que su organización sería más competitiva de incluir teletrabajo

4/10 empleados aceptarían una reducción de su salario a cambio de teletrabajo

Por José Luis Sanchez-Concha. Director de Gensler, firma global de diseño y arquitectura. Fabio Boggino. Director y fundador de Jobing, consultora argentina en implementación de teletrabajo en organizaciones. German Serkokic. Abogado especialista en derecho laboral y promotor de proyectos de modernización de normas laborales.

Gestion.pe

Con Información de La Gestion

www.entornointeligente.com

Categorías

Archivos